Blog >
LAS BODAS DEL CORDERO
December 5, 2019, 8:40 AM

Una boda es algo maravilloso. La novia luce con su vestido bonito. El novio también capta la atención de todos. Las amistades se muestran especialmente felices y joviales. El lugar está adornado con decoraciones festivas.

La Biblia habla mucho sobre el matrimonio. La referencia de más importancia es la ilustración del matrimonio en relación a Cristo y Su novia, la iglesia.

Un estudio de las bodas del Cordero no va a contestar todas nuestras preguntas. Sin embargo, debe bastar que la lección presente pueda guiar al lector a una devoción más grande para con Cristo y una mejor entrega a Su servicio. Que en los comentarios que siguen Dios sea glorificado y cada lector beneficiado.

 

EL NOVIO

La Biblia enseña claramente que Jesucristo es el Novio de las bodas mencionadas en Apocalipsis 19. Veamos algunos detalles:

  • El acontecimiento se llama «las bodas del Cordero». El término «Cordero» ocurre como 27 veces en Apocalipsis, refiriéndose al Señor Jesucristo. Aun «el León de la tribu de Judá» (Apocalipsis 5:5) aparecerá como «un Cordero como inmolado» (Apocalipsis 5:6). Cuando se hace mención de «las bodas del Cordero» y de «la cena de las bodas del Cordero» (Apocalipsis 19:7, 9), el escritor se refiere a Cristo. Jesucristo es sin duda alguna el Cordero de Dios (Juan 1:29) cuyas bodas se mencionan en Apocalipsis 19.
  • Juan el Bautista reconoció a Jesucristo como el Novio. Juan negó cualquier pretensión de que él era el Cristo. Dios lo envió para presentar a Cristo. Juan se regocijó al ver que su ministerio decaía mientras que el de Jesús aumentaba. Explicó su actitud así: «El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe» (Juan 3:29-30). Juan el Bautista habló de Cristo como el Novio celestial y a sí mismo como el mejor amigo del Novio.
  • Jesucristo se identificó a Sí mismo como el Novio. Cuando ciertos hombres le preguntaron acerca del ayuno, el Señor les dijo: «¿Acaso pueden los que están de bodas ayunar mientras que está con ellos el esposo? Entre tanto que tienen consigo al esposo, no pueden ayunar. Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces en aquellos días ayunarán» (Marcos 2:19, 20). (Las palabras esposo y novio son términos intercambiables en esta lección.)

Jesucristo contó parábolas que lo representaban como el Novio (el Esposo). (No es bueno basar doctrina en parábolas, pero uno no corre peligro en sacar analogías de una parábola y ver una doctrina ilustrada en ella.) Algunas de estas parábolas son:

  • Un rey que preparó un gran banquete en celebración de la boda de su hijo invitó a muchos a venir; unos aceptaron, pero otros rechazaron la invitación (Mateo 22:1-10). ¿Ve usted aquí la analogía de Cristo como el Novio celestial? Jesucristo mismo nos dio la interpretación de la parábola, cuando dijo que describía el reino de los cielos (Mateo 22:2). El rey del reino es Dios. El hijo del rey (el novio) es el Señor Jesucristo. Esta parábola muestra que Dios dará una gran fiesta de bodas para Jesucristo, Su Hijo, y los hombres serán Sus invitados.
  • En la parábola de las diez vírgenes (Mateo 25:1-13), la venida del esposo se anticipa con gran expectación y alistamiento momentáneo. Podemos ver, entre líneas, que el esposo que viene es Jesucristo mismo.
  • Jesús amonestó a Sus discípulos a que fueran como los siervos de aquel señor que se había ido a unas bodas (Lucas 12:35-40). El tiempo del regreso del Señor en esta parábola era incierto, pero era un hecho que regresaría. Así como los siervos fueron diligentes en aguardar a su señor, los discípulos de Cristo también han de aguardar el regreso incierto, pero seguro, de su Señor.

 

LA NOVIA

¿Quién es la novia? Hay un amplio desacuerdo tocante a su identidad. No hay un pasaje bíblico que diga que la novia de Cristo es ésta o aquélla. Dios no dio tal revelación explícita. Dicho silencio tiene una explicación. Dios desea que los creyentes nos interesemos más por Cristo que por nosotros mismos. Por consiguiente, dio más información sobre el Novio que sobre la novia.

El Nuevo Testamento explica claramente que la iglesia tiene una relación vital con la novia. ¿Es la iglesia la novia de Cristo? Dos pasajes de las Escrituras nos hablan del asunto:

  • 2 Corintios 11:2: El apóstol Pablo escribió a la iglesia de Corinto: «Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo» (2 Corintios 11:2). Los hermanos de Corinto se habían convertido al evangelio por medio del ministerio de Pablo. Por lo tanto, Pablo fue el padre espiritual de ellos. Como el padre carnal que en la boda entrega a su hija al novio, así hablaba el apóstol de presentar a la iglesia de Corinto como una novia para Cristo. Pablo sentía celo para que los creyentes no fueran a mancillarse espiritualmente con doctrinas falsas e impuras.Quería presentarlos a Cristo en un estado de pureza virginal en lo que se refiere a las enseñanzas genuinas que Cristo había dado a Su apóstol.
  • Efesios 5:22-33: Pablo expuso la relación que Cristo tiene con la iglesia bajo la analogía de la relación que un hombre tiene con su esposa. «…Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella» (Efesios 5:25). El propósito de Cristo es presentarse a Sí mismo «una iglesia gloriosa» (Efesios 5:27). Sin lugar a dudas, la relación implicada de una boda está allí. La iglesia es representada como la esposa y Cristo como el Esposo.

¿Quiénes componen la novia de Cristo? Hay muchas opiniones. Unos opinan que todos los salvos de todas las edades son la novia. Unos dicen que se trata de todos los que han sido salvos después de la resurrección de Cristo. Otros creen que la novia se compone sólo de los que han seguido las doctrinas y ordenanzas de Cristo.

 

LA CELEBRACIÓN

No tenemos mucha información sobre la ceremonia en las bodas del Cordero. Sabemos, sin embargo, que se hará el siguiente anuncio: «…han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado» (Apocalipsis 19:7). ¿Cómo se habrá preparado la novia? Se habrá vestido «de lino fino, limpio, y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos» (Apocalipsis 19:8). Luego será pronunciado lo siguiente: «Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero…» (Apocalipsis 19:9).

¡Cómo quisiéramos tener más información al respecto! Pero Dios decretó que lo que tenemos es suficiente. Ha dado los detalles que necesitamos para servirle, a pesar de que no satisfacen toda nuestra curiosidad.

 

Usted puede estar seguro de ser miembro de la esposa de Cristo así:

  1. Arrepiéntase de sus pecados y por la fe acepte a Jesucristo como su Salvador personal.
  2. Confiese públicamente que Cristo es su Salvador por medio de la ordenanza del bautismo, administrado por la autoridad de una iglesia del Señor como la nuestra.
  3. Entregue el control de su vida al Espíritu Santo para que le guíe y le llene continuamente.
  4. Esté ocupado, utilizando sus dones espirituales según dirija el Espíritu Santo en una congregación de creyentes que creen en la Biblia, que ganan almas para Cristo y que son cristianos espiritualmente maduros.

Post a Comment